El blog puede convertirse en una herramienta muy poderosa para potenciar la marca personal o profesional, principalmente porque es una excelente herramienta comunicativa, la cual permite contar con una parcela en la red a la que cualquier persona puede entrar y pasar un buen rato disfrutando del contenido que se van a encontrar dentro.

Si es un blog personal se puede hablar de muchas cosas, pero si es corporativo lo más lógico es que las entradas estén relacionadas directamente con la temática de la empresa para la que realizamos nuestro servicios. Siempre hay algo que contar, una experiencia, una novedad, el lanzamiento de una noticia, los resultados de un estudio… son infinitas las posibilidades existentes que tienen cabida en un espacio como estos.

Cuando se tiene como objetivo potenciar la marca personal no basta solo con subir cualquier contenido al blog, debe ser contenido de calidad. Siempre es preferible subir un buen post con una cadencia de tres días aproximadamente que hacerlo todos los días con entradas que no aporten nada de valor.

Lo ideal de cara al posicionamiento SEO es que se escriba todos los días y los sábados se puede programar una entrada, aunque lo importante es de lunes a viernes, aunque esto conlleva un gasto importante de tiempo y de trabajo dado que no siempre se pueden conseguir contenidos de gran calidad.

Es muy importante definir la clase de contenido que se desea publicar, siempre poniéndose en la piel del cliente, intentando saber qué es lo que quiere ver publicado, lo que le interesa; algo que debe encontrarse dentro del plan de marketing de contenidos, en caso de que exista.

En este aspecto, todos los que estén interesados en nuestra marca perderán el interés dado que no se les está ofreciendo nada nuevo ni que les provoque reacciones a un posible call-to-action o a una interacción por ejemplo. Este contenido de valor potenciará nuestra autoridad de marca, pudiendo diferenciarnos de la competencia, algo que deben buscar todas las marcas con su blog.

Cuando tengamos creado el contenido, no solamente hay que dejarlo en el blog sino que hay que promocionarlo por las redes sociales mediante los perfiles que tenemos, con lo que tendrá mucho más alcance que si solamente lo dejamos en el blog.

Además, en las redes sociales puede hacerse viral y encontrarnos con una formidable noticia, no solo en cuanto a visitas sino a una notable mejora del posicionamiento y mucho más si nuestra entrada ha sido comentada por algún “influencer”, con lo que habremos conseguido mucha más visibilidad de cara a la marca.